Las singularidades del registro laboral y la necesidad de incorporar estudiantes a FP centran la Jornada de la Elevación de FEEDA

Las singularidades del registro de la jornada laboral en el sector del ascensor y la necesidad de incentivar a los jóvenes para que estudien las ramas de FP que habiliten para trabajar en las empresas de ascensores centró la ‘III Jornada Sectorial del Ascensor. Retos profesionales y laborales’ que organizó FEEDA, el 20 de noviembre en Madrid.

Consolación Rodríguez, subdirectora general de Ordenación Normativa del Ministerio de Trabajo, encargada de abrir la mesa redonda sobre el Registro de la Jornada Laboral, centró su intervención en cómo realizar el registro de la jornada laboral sobre todo para quienes no acuden diariamente al centro de trabajo como suele ser el caso de los técnicos de ascensores. Esta experta aclaró que, “si el desplazamiento se debe a una motivación empresarial, se podría tener en cuenta como tiempo de trabajo ese desplazamiento”. También dijo que todos los medios de registro de la jornada laboral son válidos siempre que se permita conocer la trazabilidad de la jornada.

Otro de los ponentes, José Luis Cebrián, socio del Departamento Laboral de Garrigues, puso de manifiesto algunas dudas que no quedan resueltas en el artículo 34.9 del Estatuto de los Trabajadores relativo al registro de la jornada de trabajo por lo que expresó su confianza en que un futuro desarrollo normativo establezca qué se hace con los ratos del almuerzo o de salir a fumar o ¿cómo controlar las horas de teletrabajo? En los casos de geolocalización expresó dudas cómo “¿qué datos se controlan y de quién debe ser el dispositivo? o ¿qué ocurre con los tiempos de desplazamiento sean para atender a un cliente cercano o de un vuelo de varias horas?”.

José Luis Cebrián, Consolación Rodríguez y Enrique Pedrero

En su exposición, Enrique Pedrero, director del Departamento Laboral y Prevención de Riesgos Laborales de la Asociación de Empresas del Metal de Madrid (AECIM), incidió en que este nuevo artículo “contribuye a la política de desconexión digital de los trabajadores”. También recordó que es obligatorio fichar a la entrada y salida, pero no a la hora de comer, aunque este aspecto depende de cada empresa. Respecto a las guardias localizadas, un asunto que suscitó mucho interés entre los asistentes, en su opinión “se considera tiempo de trabajo desde el momento que se recibe un aviso de la empresa para ir a trabajar”.

Formación Profesional

La necesidad de impulsar la Formación Profesional entre los jóvenes para que accedan al sector de la elevación centró la segunda parte de la jornada. Alfonso Mateos, subdirector general de Centros de Formación Profesional y Régimen Especial de la Comunidad de Madrid, aseguró que cada vez hay más estudiantes de FP: “Este año se han incrementado en un 23%”. Asimismo, recalcó que la inserción laboral es más elevada entre los titulados en FP que entre los graduados universitarios. No obstante, destacó que no hay alumnos suficientes en estudios como Mantenimiento Electromecánico, Mantenimiento Industrial, Mecatrónica o Soldadura, donde la inserción laboral es superior al 80%.

Alfonso Mateos, Nicolás Sagarzazu, Yolanda Rodríguez y Manuel Gomicia

Para captar a futuros alumnos de FP, Yolanda Rodríguez, técnico del Observatorio del Instituto Andaluz de Cualificaciones Profesionales de la Junta de Andalucía, destacó que esta Comunidad Autónoma está haciendo un gran esfuerzo en la formación del profesorado en contenidos sobre la Industria 4.0 para que también los trasladen a los alumnos.

Nicolás Sagarzazu, director de Planificación y Organización en la Viceconsejería de Formación Profesional del Gobierno Vasco, centró su intervención en FP de Alto Rendimiento cuyas claves para acercar a los alumnos a estos estudios están en los Programas de Especialización que adaptan los estudios a las necesidades de las empresas; la FP Dual donde parte de la formación se hace en la empresa, y las nuevas metodologías de aprendizaje basadas en retos, en las que prácticamente han desaparecido las mesas y las sillas de estudio. Con ello, “se ha conseguido cubrir el 90% de las plazas de FP”, declaró.

El presidente de la Asociación de Empresas de Ascensores de Madrid, José Manuel Rodríguez, fue el encargado de moderar la jornada

En la Comunidad Valenciana, Manuel Gomicia, director general de Formación Profesional y Enseñanzas de Régimen Especial, la fórmula para atraer alumnos son los Certificados de Profesionalidad que permiten acceder al sector de la elevación desde otras ramas de FP, así como el impulso de la FP Dual.

El presidente de la Asociación Empresarial de Ascensores de Madrid (AEAM) y moderador de la Jornada, José Manuel Rodríguez, invitó a los asistentes a profundizar en las vías que ofrecen las administraciones para incrementar el número de alumnos de FP como la formación en las compañías y la divulgación de los atractivos de la profesión de ascensorista.

Inserción laboral empresas de ascensores

Otra de las experiencias que se está llevando a cabo es la de la Cámara de Comercio Alemana para España donde los alumnos realizan dos tercios de la Formación Profesional Dual en la empresa y un tercio en el centro de FP, según expuso Tanja Nause, directora de Formación. Una vez concluida la formación, los estudiantes adquieren la doble titulación alemana y española.

El punto de vista de los centros de FP lo desarrolló José Luis Esquivias, responsable de Escuela-Empresa-Instituciones del Colegio Salesianos Atocha, quien apostó por “la FP Dual, la Formación ‘2+1’ que permite una especialización tras concluir los estudios de FP de grado medio o superior y por las becas de trabajo en las empresas”.

Intervención de José Luis Esquivas, junto a Tanja Nause y Sergio Blanco

Sergio Blanco fue el encargado de narrar su experiencia como estudiante de FP donde antes de terminar ya había encontrado trabajo, y tras unas prácticas en una empresa de elevación se quedó trabajando hasta hoy donde ha ido ascendiendo en el nivel de responsabilidades.

El presidente de FEEDA, José Ignacio Dieste, animó a buscar fórmulas para que unos 500 jóvenes al año estudien las ramas de FP que les permita incorporarse al sector de la elevación. Al tiempo que expresó que a la profesión de ascensorista “le falta glamour”. En el mismo sentido, Francisco González, director general de FEEDA, también insistió en la necesidad de conseguir los 500 nuevos titulados al año que demandan las empresas de ascensores.

También durante la jornada, Ángel Crespo, subdirector de Desarrollo de Negocio de Mapfre Vida, dio a conocer las fórmulas de esta compañía para fidelizar y retener el talento y para acometer bajas incentivadas.

José Ignacio Dieste, presidente de FEEDA

 

Francisco González, director general de FEEDA

 

Más de un centenar de profesionales acudieron a la III Jornada Sectorial del Ascensor organizada por FEEDA en el hotel Ilunion Pío XII